Interrail por los Balcanes (I) – Dubrovnik

[12-14 Julio 2014] Tras haber estado un curso viviendo en Eslovenia, tenía muchísimas ganas de conocer cómo eran el resto de países de Yugoslavia, habiendo estado solo en Croacia y Eslovenia. Y ya que estamos, por qué no alargar un poco más el viaje y recorrerse media Europa? Así que el itinerario que decidimos hacer fue: Dubrovnik, Mostar, Sarajevo, Belgrado, Sofía, Plovdiv, Estambul y Atenas.

Para empezar a planificar el viaje tuvimos bastantes problemas, ya que no hay mucha información en internet sobre trenes/buses y con nuestros conocimientos de lenguas eslavas, poco encontramos…

Para llegar a Dubrovnik desde España nos dejamos sangrar un poquito por Iberia. Los que hayáis viajado con Iberia y con Ryanair habréis podido comprobar que en los trayectos de menos de 3h30, son bastante similares. En este caso, había un niño llorando en el avión y como la primera clase está delante, tuvimos que ir todo el viaje aguantando al crío. Y he de decir que prefiero que te vendan de todo que aguantar a un crío llorando.

Para llegar desde el aeropuerto a la ciudad vieja de Dubrovnik no hay mucha perdida, hay unos buses directos (5€) que se pueden pagar con euros, por cierto. El único inconveniente es que salen cuando están llenos, así que a veces toca esperar en el aeropuerto bastante rato. En unos 20 minutos de viaje, se llega a la entrada a la ciudad antigua.

Como consejo, mirad a ver qué os sugieren en el alojamiento para llegar desde el centro. Nuestra experiencia es que decía que en 15 minutos se llegaba, lo que es una distancia razonable para ir andando. El problema es que Dubrovnik es escaleras. Todo. Y 500 escalones con el sol de las 3 de la tarde en julio, se hacen muy desagradables. Y más, cuando descubres que hay un autobús que te deja justo en la calle de arriba.

DSCF5030

Como excepción a lo que yo he vivido por Eslovenia, la mujer del hostal donde estábamos no hablaba casi nada de inglés, pero bueno, nos ofreció galletas y zumo para que nos repusiéramos de ese par de escalones.

Y tras descansar un rato, nos fuimos a dar una vuelta a la ciudad. Empezando por la ciudad antigua, la catedral y palacios y acabando la visita en la muralla. La muralla es algo que hay que ver, cosa que ellos también saben y se han encargado de demostrar en el precio de la entrada.

La muralla se puede recorrer entera por el adarve, siendo completamente distinta a las murallas castellanas a las que estoy acostumbrada. Las vistas del mar desde lo alto y el tipo de construcción (y para los más frikis, escenarios de Desembarco del Rey) es una pasada.

DSCF5069 DSCF5071

DSCF5131 DSCF5137 DSCF5147 - copia

Y tras una tarde viendo las cosas gratuitas + muralla, damos por concluido lo que hay que ver en Dubrovnik. Las recomendaciones de viaje sugieren ir a visitar alguna isla de las cercanas. El resto del día lo invertimos en hacer fotos nocturnas del casco antiguo.

DSCF5166

IMG_20140712_232809

DSCF5206

El segundo día por allí fuimos a ver el puerto moderno, aprovechando para sacar los billetes de bus antes de que gastaramos todo el dinero en efectivo. Así como ironía, en la estación tienen un cartel enorme de Mastercard en el que dicen la cantidad de sitios de Croacia donde se puede pagar con tarjeta. La estación de buses no es uno de ellos…

El volver desde el puerto hasta la parte antigua es un paseíto muy agradable, así, sin escaleras y tal. Aunque ya habíamos visto la parte antigua, es una zona tan bonita, que merece la pena volver a pasar por ella. Aprovechando para visitar los palacios que estén abiertos, parar a ser sableado cual turista por tomar algo por allí y luego irse a la playa.

Lo de las playas de Dubrovnik es algo que aún no descubrimos donde dicen que están las decentes, porque todo lo que vimos eran playas pequeñas, de piedras y no excesivamente apetecibles. Que para un “no hay huevos a meterse vestidas” sirve, eso sí.

DSCF5265 DSCF5289IMG-20140713-WA0013 IMG_20140712_190549

Y tras eso, nos vimos en la obligación de irnos al hostal a cambiar de ropa y ya quedarnos para poder madrugar y estar a las 7 de la mañana en el bus a Mostar.

Como conclusión sobre Dubrovnik, es una ciudad que está muy sobrevalorada. Es hipercara comparándolo con el resto del país que conozco. La parte antigua es bonita, pero no hay tanto que ver como para dedicarle 3 días a la ciudad, a no ser que te dediques a ir a la playa.

Esta entrada fue publicada en Balcanes, Croacia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s